Hace ya algún tiempo llegó a nuestras librerías españolas la trilogía “Cincuenta Sombras de Grey“, obra escrita por Erika L. James y que nos adentra en el mundo del BDSM (algo light por lo que he podido leer en el primer libro).

Mientras iba adentrándome en cada palabra escrita por esta autora, me iba llegando pensamientos sobre cómo siendo el BDSM una práctica si más no imposible de mencionar, curiosamente este libro ha llevado a miles de mujeres a soñar, desear y ansiar relaciones sexuales de ese tipo. Hay que tener en cuenta que los derechos de autor han sido vendidos a una productora cinematográfica.

¿Qué es el BDSM?

Según nuestro amigo y gran aliado, la Wikipedia, BDSM es la denominación usualmente empleada para designar una serie de prácticas y aficiones sexuales relacionadas entre sí y vinculadas a lo que se denomina sexualidad extrema convencional. 

El término se emplea a menudo, de forma equivocada, como sinónimo del sadomasoquismo. En realidad, es una sigla que da nombre a lo que hoy en día es considerado como una subcultura específica entre sus practicantes. El BDSM se halla estrechamente asociado con la subcultura leather . El acrónimo está formado por las iniciales de algunas de dichas prácticas:

  • Bondage: B
  • Disciplina y Dominación: D
  • Sumisión y Sadismo: S
  • Masoquismo: M

La Psicología y el BDSM

Esta inquietud me ha llevado a buscar sobre qué puede decir nuestra disciplina la Psicología, ante el deseo de mantener una relación dominación-sumisión entre dos personas.
Según nuestra disciplina y en concreto, la sexología, se establece dos tipos de sexualidad: la normal y la anormal.
La normal sería aquellas que hacemos habitualmente y que según denomina Christian Grey, protagonista del libro Cincuenta sombras de Grey, sería llamado sexo vainilla. Relaciones sexuales convencionales.
En cambio, lo anormal es todo aquello que no entra dentro de la práctica normal. Importante diferenciación, sin lugar a dudas.

Otro dato interesante las encontramos en las parafilias (proviniente del griego y que significa más allá del amor, fuera de lo “normal”). Hace algunos años, la masturbación y la homosexualidad era considerado parafilias, pero hoy en día entra dentro del comportamiento sexual normal.

Ahora bien… ¿La psicología puede hablar de que las relaciones BDSM son anormales, teniendo en cuenta que cientos y miles de mujeres (y hombres) desean hacer dichas prácticas o incluso las llevan a hacer realidad con el magnetismo de lo prohibido?

Si acudimos a un Sex Shop, podremos descubrir multitudes de juegos sexuales para las parejas, heterosexuales y homosexuales, y entre los cuales, encontramos juegos y utensilios para las prácticas BDSM. ¿Podríamos decir que lo que antiguamente era anormal, hoy ya es considerado un comportamiento sexual normal?

Hace escasamente dos días, a una amiga le comenté sobre este libro, libro que por lo que he visto en ella (le encanta leer) pensé que le podría gustar (teniendo en cuenta que le gusta los libros eróticos). Curiosamente, rechazó por completo las prácticas BDSM, lo hablaba de forma escandalizada y lo argumentaba con algún programa y/o documental que emitieron en televisión. Lo más sorprendente de esto, no es el rechazo en si al BDSM y al libro en cuestión, si no el interés de saber el nombre del libro y apuntarlo en su móvil para que no se le olvide.
Esta actitud no significa que le interese el BDSM pero como mínimo, despierta cierta curiosidad.

Todo esto, el gran boom que ha despertado “Cincuenta sombras de Grey“, las críticas recibidas por parte de asociaciones feministas (a veces me pregunto porqué mezclar cosas que son antónimos entre si), la curiosidad suscitada, el gran éxito de esta trilogía (más de diez millones de copias en cuatro meses), siendo el más vendido  durante semanas en la listas de The New York Times, Amazon y The Washington Post… y un largo etcétera que podría alargar este artículo, me hace reflexionar seriamente la gran importancia que tiene las relaciones BDSM entre las personas y como es una atracción, sin lugar a dudas, de lo más intensa entre hombres y mujeres.

Fragmento de Cincuenta Sombras de Grey

“Tengo a Christian delante de mí como un jinete con una fusta trenzada de cuero. Lleva puestos unos Levi’s rotos y nada más. Golpea la fusta contra su mano lentamente mientras me mira. Sonríe triunfante y yo no puedo moverme. Estoy desnuda, esposada y abierta de piernas en una cama con dosel. Inclinándose sobre mí, él desliza la punta de la fusta de mi frente a mi nariz para que pueda oler el cuero y sobre mis labios separados y jadeantes. Luego empuja la punta dentro de mi boca para que pueda sentir la riqueza y la suavidad del cuero”.

E.L. James (4a edición 2012). Cincuenta sombras de Grey. Ed., Grijalbo

 

17 Respuestas para Prácticas sexuales: el BDSM

Bitacoras.com | 27 julio, 2012 | 10:15

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: Hace ya algún tiempo llegó a nuestras librerías españolas la trilogía “Cincuenta Sombras de Grey“, obra escrita por Erika L. James y que nos adentra en el mundo del BDSM (algo light por lo que he podido leer en el primer libr…..

The Secrets Boutique Erótica | 27 julio, 2012 | 22:22

Como bien dices, el primer libro es un poco light respecto al BDSM, pero al menos presenta esa imagen “Vainilla” del mismo que deja la puerta abierta a que los tabues se desechen de una vez por todas.

Es un libro excitante y creo que la lectura erótica está de enhorabuena con este Best Seller.

“The Secrets Boutique Erótica y Disfrútalos con Pasión”

Respuesta de sarall | 28 julio, 2012 | 10:50

E incluso puede invitar a las personas a que ese tabú creado inconscientemente a romperlo, creando una comunicación en las parejas, comunicación que en términos sexuales, suele carecer.

El deseo encadenado | Sara Laso | 31 julio, 2012 | 8:58

[...] Prácticas sexuales: el BDSM [...]

anonima | 9 noviembre, 2012 | 16:36

tengo miedo de lo que me empieza a atraer firmar un contrato es pertenecerle en cuerpo y alma?????este libro me ha metido un buen lio…..jugue con fuego y estoy a punto de quemarme…lo malo es que no se si realmente es lo que quiero
ayuda por favor¡¡¡¡¡

Respuesta de sarall | 10 noviembre, 2012 | 10:22

La verdad es que explicas muy poco en tu comentario y no te puedo ayudar si no explicas un poco más.

El tema del BDSM se debe de realizar de forma consensuada y consentida. No sé hasta qué punto estás llegando ni lo que la otra persona está interpretando de este tipo de prácticas sexuales, pero lo fundamental es que entiendas y la otra persona entienda, que es una práctica sexual momentánea y no indefinida, que se debe de realizar en mutuo consentimiento y respetando ambas partes.
Los contratos son simplemente un simbolismo y hasta donde se debe o no llegar. Qué está permitido y lo que no. Jamás es sinónimo de pertenecer a nadie, jamás.

Escríbeme a mi correo electrónico: sara.laso.lozano@gmail.com

Prácticas sexuales BDSM | Sala de Prensa | 20 diciembre, 2012 | 16:47

[...] | Sara Laso Post relacionados :Exposición de sexualidad La sexualidad es un tema tabú para jóvenes y niños; [...]

La trilogía Crossfire y un largo etcétera | Sara Laso | 2 febrero, 2013 | 13:09

[...] relación amorosa que se compone de encuentros sexuales mucho más explícitos que la saga de Cincuenta sombras de Grey. Actualmente hay dos libros en el mercado No te escondo nada y Reflejada en ti, pero se espera un [...]

Juan | 21 febrero, 2013 | 21:02

He leído en un foro de BDSM, que hay multitud de personas que lo practican fuera del ámbito de la pareja. Comprendo que en el caso de las mujeres les excite experimentar la sumisión y no se lo propongan a su pareja por vergüenza y/o temor de que el varón se entusiasme, confunda la fantasía erótica y pretenda hacerla sumisa en todos los aspectos. Me parece muy peligroso que una mujer se entregue a un desconocido que la someterá físicamente y lo intentará psicologicamente. Esto debería ser solamente un excitante juego de rol, quien tenga pareja y lo practique fuera de ella, debería inventar una nueva palabra porque “infidelidad” se queda pequeña. Usted que opina, gracias.

Y que leo ahora? | UnaVidaDeMonos | 22 febrero, 2013 | 18:36

[...] relación amorosa que se compone de encuentros sexuales mucho más explícitos que la saga de Cincuenta sombras de Grey. Actualmente hay dos libros en el mercado No te escondo nada y Reflejada en ti, pero se espera un [...]

Respuesta de sarall | 1 marzo, 2013 | 9:01

No he llegado a informarme si eso realmente es así, si las mujeres por temor a lo que dirán sus parejas (apuesto más a por esto, que no a si se entusiasmarán) hagan el uso de relaciones con desconocidos para practicar el BDSM.
Hay de todo en Internet como sabrás e Internet tiene sus peligros al igual que cualquier otra forma de conocer a una persona. ¿Puede ser peligroso? Sí, sin lugar a dudas pero también puede serlo otro medio.
Muchas veces cuando se carece de comunicación con la pareja es cuando juzgamos o mejor dicho, prejuzgamos a lo que “pensará” o “dirá”. Probablemente la pareja no interprete que ese juego de roles a nivel sexual debe de ser también en el día a día. Es demasiado aventurero hablar de manera generalizada pues cada hombre es un mundo y actúa de manera diferente unos de otros.

sumisa | 9 agosto, 2013 | 16:28

Considero que deberian de preguntar a la comunidad BDSM si este modo alternativo de vivir es como lo narra estos libros, que ademas es de una manera irresponsable y que traido consecuencias en todo el mundo, el bdsm es consensual, el ser amo es una resposanbilidad muy grande y el ser sumiso implica un estado psicologico muy estable, no es simplemente jugar a te pego y lo disfrutas, el no estar aptos para estas practicas trae consecuencias en la psiquis de las personas, en su salud fisica e incluso muerte, el bdsm debe ser sano, seguro y consensuado. No esa mamarachada que describe esta autora.

quiero saber mas | 22 noviembre, 2014 | 21:03

recien tuve una sesión…….me dice que si quiero seguir en esto debo investigar cuales son las prácticas para decidir si continúo o no….me pueden ayudar con información?? gracias

AyC | 15 enero, 2015 | 22:22

Quería dejar estas líneas para agradecer y valorar el buen gusto de este post donde predomina el tono de respeto por una opción libremente elegida por personas adultas. Pertenezco al mundo BDSM desde hace mucho tiempo y si necesitas más información sobre nuestro mundo, por favor, no dudes en ponerte en contacto conmigo. Aprovecho este comentario para animarte a continuar con tu trabajo

Respuesta de sarall | 19 enero, 2015 | 15:35

Gracias por leer el artículo y por tu valoración. En mis estudios de psicología se nos planteó a los alumnos un caso de BDSM. En ese caso el objetivo era diagnosticar un trastorno. Ante mi gran asombro por pedirnos el diagnóstico de un trastorno ante una práctica sexual que bajo mi punto de vista es respetuosa y normal, hablé con la universidad, más en concreto con la profesora ante mi negatividad a tener que diagnosticar un trastorno. Mi respuesta al trabajo fue esa, que no podía diagnosticarlo pues no consideraba que fuese ningún trastorno mental asociado a la sexualidad. La valoración final de ese trabajo fue excelente. Aceptó mi conclusión y se abrió un debate muy interesante entre profesor-alumno sobre ello.

Respuesta de sarall | 19 enero, 2015 | 15:37

Con el comentario anterior quiero dejar abierto ese pensamiento que desgraciadamente en los estudios de psicología que están sujetos a manuales de diagnóstico de trastornos mentales aún se sigue valorando esta práctica sexual como patológica.

AyC | 5 febrero, 2015 | 22:26

Agradeciendo tu gentileza al dejar abierto el tema, me gustaría comentar que actualmente el BDSM no solo consiste en prácticas sexuales, que pueden ser “diagnosticadas”, sino que las relaciones son más amplias e incluye relaciones, físicas, emocionales y muchas veces sociales, donde el sexo, el dolor o cualquier otra práctica pueden estar contemplados o no

El mundo BDSM es muy amplio y por tanto difícil de describir brevemente, pero en general, los que formamos parte de él hemos tenido que armonizar nuestras propias fantasías y deseos con nuestras circunstancias personales. No es raro encontrar personas que disfrutan de la amistad dentro de nuestro mundo, siendo la especial forma de sentir, Dom, sum o switch, el vínculo de unión. Respecto a las relaciones BDSM, muchas tienen un fuerte componente emocional y otras muchas son simplemente físicas, aunque esta circunstancia es común en la sociedad actual. Lo que si diferencia cualquier tipo de relación BDSM de sus equivalentes en vainilla es la intensidad… en BDSM todo es mucho más intenso

A pesar de la reputación sórdida y morbosa del BDSM, me gustaría aprovechar esta oportunidad para hacer notar que nuestra forma de vivir está presente en muchísimas manifestaciones culturales como cine, literatura, publicidad, humor, etc. Permíteme invitar desde aquí a los interesados en estas manifestaciones a visitar mi blog si lo desean. http://www.corsariobdsm.blogspot.es

Me gustaría terminar valorando de nuevo el respeto que demuestras en tu blog al referirte al mundo BDSM. Posts como este alimentan la esperanza de que poco a poco la sociedad nos vaya conociendo un poco mejor, que no tengamos que sufrir tantos prejuicios y que públicamente la opción BDSM sea respetada como una alternativa libremente elegida por adultos

¡Deja tu respuesta!


2 × = dos