Podemos definir los pensamientos recurrentes como aquellos que aparecen en nuestra mente y se apoderan de ella, sin control, siendo estos vistos como negativos. 

sadness-1546812No podemos obviar el alto grado de frustración que estos nos provocan, dado que el hecho de vernos sumergidos en estos pensamientos incontrolables crea en la persona muchas veces un estado ansioso por detenerlos, intentos muchas veces fallidos que nos llevan a sentirnos frustrados.

Además debemos tener en cuenta que el hecho de pensar constantemente en algo, puede provocar que de alguna manera acabemos creyendo aspectos que no son del todo reales, correctos o si más no positivos para nosotros. Cayendo por tanto en una falsa realidad.

Entrar en bucle, como podríamos mencionar de forma más sencilla, conlleva un estado mental, que puede ser realmente nocivo para la persona y todo aquello que le rodea. Por ello es importante saber frenar estos pensamientos que nos invaden, intentando buscar soluciones más adaptativas, creando un estado mental más equilibrado.  Es por ello que se proponen diversas estrategias las cuales puedes poner en práctica si consideras que tus pensamientos constantes te están impidiendo poder ver la realidad más allá de la que tú mismo te estas creyendo:

Estrategias a poner en práctica

Sé consciente de que estos pensamientos recurrentes no están siendo positivos para ti, ello te ayudará a poder frenarlos y poder tener un control sobre ellos.

  1. Si aprendes a controlarlos y a frenarlos, no te sentirás frustrado, por lo que tu estado de ánimo también mejorará.
  2. Crees que ese pensamiento es realista? Realmente eso que piensas es así? Aprende a cuestionar tus pensamientos, aprende a diferenciar que es cierto y que no lo es. Rompe con esos esquemas y esos pensamientos poco realistas, páralos.
  3.  Busca soluciones y no te quedes estancado. Será esencial que sepas de donde emergen esos pensamientos, cuáles son las preocupaciones o situaciones que dan pie a que te quedes atrapado en ese bucle nocivo. Una vez te des cuenta de donde está el inicio de ello, rompe con ello, no dejes que se convierta en un pensamiento recurrente.
  4. No te quedes estancado en el problema y en los pensamientos que ello te conlleva, es hora de buscar soluciones, de pensar en ello de forma positiva. Quedarnos estancados en los problemas, viendo las cosas de forma negativa, no es una buena estrategia. Tu conducta y actitud es realmente importante para poner fin a ello.
  5.  Aprende a relajarte, aprende a poder dejar la mente en blanco. A pesar de que al principio pueda ser complicado, el hecho de que consigas que tu mente quede en blanco y no sea bombardeada por esos pensamientos, te ayudará a encontrar soluciones. Hay muchas técnicas como el mindfulness o la meditación guiada que podrán ayudarte.
  6. Acude a un terapeuta que pueda acompañarte y guiarte en este proceso. A veces intentamos hacer las cosas por nosotros mismos, pero no siempre lo conseguimos, por ello es importante que tengas en cuenta que la ayuda de un especialista puede ser positiva para tu bienestar.

 

Esther Berloso

Psicóloga y Psicoterapeuta

691 840 830

Nº colegiado 24302

 

Ninguna respuesta.

¡Deja tu respuesta!


× cuatro = 12